El director de Space Jam: A New Legacy habla sobre Looney Tunes, LeBron y cómo repensar a Lola

Han pasado 25 años desde que la leyenda del baloncesto Michael Jordan se asoció con Bugs Bunny y varios otros personajes de Looney Tunes en Space Jam, una combinación de pantalla grande de acción en vivo y animación que abrió nuevos caminos, y algunos récords de taquilla, con su mezcla de íconos culturales.

Al llegar a los cines y al servicio de transmisión esta semana, Space Jam: A New Legacy vuelve a ser así, pero esta vez es cuatro veces MVP, cuyos logros le han valido frecuentes comparaciones con Jordan, formando equipo con Bugs y Tune Squad. . Dirigida por Malcolm D. Lee, Space Jam: A New Legacy tiene a James, interpretando una versión ficticia de sí mismo, que se une al Tune Squad para un juego de alto riesgo con el fin de rescatar a su hijo de una IA diabólica dentro de los servidores de Warner Bros.

Digital Trends habló con Lee, el director de la comedia romántica de 1999 aclamada por la crítica The Best Man y su secuela de 2022, así como la exitosa comedia de 2017 Girls Trip, sobre la experiencia de sumergirse en el mundo de la animación y la enorme bóveda de Warner Bros., y dirigiendo a un icono mundial en su primer papel protagónico.

LeBron James y los Looney Tunes en una escena de Space Jam: A New Legacy.

Digital Trends: La animación no ha sido una gran parte de tus películas hasta ahora, así que cuando se te presentó la oportunidad de trabajar en Space Jam, ¿qué pasó por tu cabeza? ¿Hubo alguna duda?

Malcom Lee:Cuando me propusieron subir a bordo, pensé: “¿Por qué? No sé nada de animación. No he trabajado en ninguna película de efectos visuales como esta”. Cuando mis representantes decían: «¡Deberías participar en Space Jam!» Les dije que no es el tipo de película de baloncesto que quiero hacer. Quiero hacer algo más como He Got Game o Love Basketball, ¿sabes? No Bugs Bunny botando una pelota de baloncesto. ¿Puede incluso jugar?

Pero una vez que llegó la pregunta, tuve que considerarlo. Todas las personas que aprecio y considero confidentes me decían: “Tienes que hacerlo”. Y luego recibí garantías del estudio. Dijeron: “Mira, ¿eso de la animación y los efectos visuales? Estás cubierto. Tenemos grandes personas a bordo para eso”. Y una vez que me metí, comencé a entender que la gente de efectos visuales y animación son como tu diseñador de producción, diseñador de vestuario y director de fotografía. [Están ahí] para ayudarlo a lograr su visión. Son todas herramientas para contar historias. Una vez que te das cuenta de eso, es como, «Está bien, puedo hacer el trabajo como director y narrador y contar la historia que quiero contar aquí».

¿Cómo cambió tu estilo cinematográfico para una película como esta con tanta animación?

Cuando estás haciendo la parte de acción en vivo, es prácticamente el mismo proceso. Sólo tienes que tener una imaginación más grande. Es como, «Vale, ahí es donde estará el Pato Lucas, y Piolín volará hasta aquí, así que mira aquí arriba, luego mira allá abajo…».

Lo bueno de una película de este tamaño es que no te dicen «No» con demasiada frecuencia. Dices: «Oh, realmente desearía que pudiéramos hacer esto», y ellos dicen: «¡Sí, adelante!» Entonces, lo siguiente que sé es que tengo una grúa para usar todos los días. Hay tantos juguetes a tu disposición que el proceso es prácticamente el mismo, excepto que con un poco más de imaginación.

Pero cuando entras en el proceso de posproducción, desarrollas los Goons y construyes mundos y haces que suceda todo este diseño digital, ahí es cuando el trabajo se convierte en decir: “Me gusta esto. no me gusta eso Necesitamos menos de esto y más de aquello”. Ese es el trabajo de cualquier director. … Te ofrecen opciones. Entonces, en este caso, es un proceso un poco más largo, pero aún se trata de la toma de decisiones y el liderazgo.

Una escena con LeBron James en Space Jam: A New Legacy.

¿Tuviste una conexión con Space Jam antes de esto? ¿Fue esta una especie de película seminal para ti?

atasco espacial? No. ¿Los Looney Tunes? Si. Crecí con los Looney Tunes. Los sábados por la mañana éramos yo y un tazón de cereal, viendo las melodías en acción. Los ame. Daffy, Porky, Bugs, Roadrunner, Coyote, Sylvester, Tweety… Esos fueron grandes recuerdos de la infancia. Pero ni siquiera había visto el Space Jam original hasta que comencé a trabajar en esta película. Había visto fragmentos de él, pero en ese momento de mi vida, cuando salió por primera vez, estaba terminando la escuela de cine. Estaba tratando de averiguar cuál iba a ser mi gran película y cómo iba a hacer mi debut. Estaba tratando de averiguar por qué no era el próximo Orson Welles y por qué no había hecho una película cuando tenía 22 años, como John Singleton.

Trabajar con alguien de tan alto perfil como LeBron James tiene que ser una experiencia única. ¿Cómo afectó la participación de LeBron al proceso de filmación?

Lo que pasa con LeBron es que es un ser humano. He trabajado antes con personas que son consideradas estrellas de cine e íconos globales. Kevin Hart, Martin Lawrence, Dave Chappelle… Lo que debes asegurarles es que sabes lo que estás haciendo, cuál es tu visión. Tienes que tenerlo claro. Tienes que decir: «Esto es lo que necesito de ti». Cuando haces eso, van a estar seguros de lo que están haciendo. Ese siempre ha sido mi enfoque cuando se trata de cualquier actor.

Fui fanático de LeBron desde el principio, y nos habíamos conocido anteriormente, hace unos diez años. Estábamos hablando de hacer una película juntos, y ahora aquí estábamos: él como productor y estrella, y yo dirigiéndolo. Y mientras intentara hacer mi trabajo y no intentar ser su amigo, sabía que todo iba a salir bien.

LeBron James y el director Malcolm Lee en el set de Space Jam: A New Legacy.

Esta película contiene mucho en cuanto a referencias, cameos y llamadas al pasado y otras franquicias, y estoy seguro de que hay muchos elementos que no llegaron al corte final. ¿Cómo fue el proceso para usted al decidir qué cortar y qué conservar?

Queríamos asegurarnos de tener un gran espectáculo visual en el gran juego, el evento principal. Así que teníamos a King Kong y los personajes de DC allí, y teníamos a Iron Giant y todos estos grandes personajes de Hanna-Barbera: el Capitán Cavernícola, Penélope Pitstop, Los Picapiedra, Los Supersónicos… Pero también queríamos hacer emocionante lo que sucede en la cancha, también. Queríamos que el juego se sintiera como un juego de streetball en Rucker Park, donde los fanáticos están allí, no solo viendo el juego, sino también parados al margen.

Cuando se trataba de recopilar las melodías y pasar por todas las diferentes direcciones IP, era un proceso más largo. Llegó al punto en que algunas escenas terminaron mucho más largas. Originalmente fuimos a The Bachelor. Fuimos a Amigos. Fuimos a los Thundercats. Pero finalmente, tuvimos que preguntar: “¿Cuál es el mejor chiste? ¿Cuál va a ser la broma más rápida? No teníamos una enorme cantidad de tiempo para trabajar. En un momento, pensamos en no tener la mayoría de los Tunes fuera del mundo. Pensamos en que solo obtuvieran a Lola, con todos los demás ya en Tune World [para ahorrar tiempo]. Pasó por una serie de iteraciones y finalmente llegamos a lo que pensamos que funcionaba mejor.

¿Cuál es la escena de la película de la que te sientes más orgulloso, o que más te emociona que vea el público?

No es realmente una escena. Es el juego en sí. Me encanta el impulso. Esta es tu película deportiva clásica. Los buenos están siendo vencidos. ¿Triunfarán? [Ver] su regreso y cómo lo hacen es emocionante. Ver cómo todo llega a buen término de una manera que hace que la audiencia se ponga de pie y vitoree, que se emocione y tenga algunos momentos de tensión, me encanta ese tipo de cosas. Me encanta cómo se combinó.

Lola Bunny celebrando en una escena de Space Jam: A New Legacy.

Esta es tu primera película hecha para familias con niños y audiencias de todas las edades. ¿Eso afectó su enfoque?

Bueno, sabía que no íbamos a maldecir ni a tener nada inapropiado en ello. Esa fue una de las razones por las que quería cambiar un poco a Lola Bunny esta vez. Fue como, “No la cosifiquemos. Hagamos de ella un personaje real”. No es que no fuera un personaje real en la primera película, pero quería convertirla en un conejito de dibujos animados real.

Pero cambiando a mi primera película PG, me alegro de haberlo hecho en una tan genial. Esta película tiene un poco de ventaja. Tiene un factor genial. Y todo se trataba de la narración de historias y esta dinámica padre-hijo que realmente quería aprovechar y hacer identificable y universal. Y sí, también se trataba de decir: «Oye, no podemos tener a Megan Thee Stallion hablando de su trasero en una canción aquí». Pero incluso si no podemos tener eso, tengamos algo un poco más divertido.

¿Qué sigue para ti?

Me estoy preparando para hacer una serie limitada con Peacock sobre The Best Man y terminar esa serie. Acabo de filmar el piloto para NBC, así que veremos si sucede. Me gustaría dormir mucho y pasar tiempo con mi familia. Eso es lo que me encantaría poder hacer a continuación.

Space Jam: A New Legacy de Warner Bros. Pictures se estrena el 16 de julio en los cines y en el servicio de transmisión HBO Max.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.